En IFENO aceptamos diversas formas de pago

 

 

TARJETA 

 

 

Esta forma de pago es inmediata, cómoda y segura. Al terminar tu pedido, podrás hacer el pago en la página del banco. IFENO no recibirá estos datos ni tendrá acceso a ellos.

Por seguridad, tu banco te enviará un código al móvil para finalizar el pago. Para compras posteriores, nuestro sistema recordará tus datos de tarjeta.

 

 

 

TRANSFERENCIA O INGRESO

 

 

Puedes ordenar el pago a esta cuenta:

 

La Caixa : ES90 2100 1769 81 0100381272

SWIFT/BIC: CAIXESBBXXX

 

Indica como Concepto el número del pedido.

Nuestro sistema lo localizará automáticamente. No es necesario que nos envíes el justificante de la transferencia. Enviaremos el pedido tras la confirmación del pago.

Las transferencias desde entidades distintas pueden tardar hasta dos días hábiles en llegarnos (sin contar fines de semana ni festivos), según la normativa bancaria. Mantenemos activos los pedidos por transferencia durante cuatro días naturales. Pasado ese tiempo, si no se ha confirmado el pago, el pedido se anulará automáticamente.

 

 

EN METALICO O CON TARJETA EN TIENDA

 

 

 

 

Cuando vengas a recoger tus pedidos a nuestra tienda física, puedes pagar en efectivo o con tarjeta.

El límite de pago en metálico en tienda es de 2.500 €. Con tarjeta, el límite lo marca el tope de gasto que tenga la propia tarjeta

 

 

CONTRAREEMBOLSO

 

 

 

Puedes hacer tu pedido para pagarlo cuando te lo entregue el repartidor de la agencia. Hay unas particularidades para el pago contrarreembolso:

Importe máximo del pedido: 1.500 €.

Disponible para pedidos con destino en España peninsular.

Coste adicional del 5% sobre el precio de la compra, con un mínimo de 2,50 € en concepto de gestión.

Puedes tener un solo pedido contrarreembolso activo. No podrás hacer un segundo pedido hasta que el primero te haya sido entregado.

Por favor, ten preparado el importe exacto de tu compra. El repartidor de la agencia puede no llevar cambio y te entregará tu pedido únicamente tras abonar el importe de este. Los repartidores no suelen llevar tampoco un TPV para leer tarjetas.